Robert Parker otorga la máxima puntuación de su historia a Bodegas El Paraguas

El último número de la influyente publicación The Wine Advocate, el publicado a finales de mayo de 2020, lo que popularmente se conocen como los puntos Parker, acaba de divulgar sus valoraciones sobre los vinos de Bodegas El Paraguas, situándolos, una vez más, como unos referentes en la zona de Ribeiro y destacados en el panorama español.

Los tres vinos que elabora Bodegas El Paraguas en el corazón del valle del Avia del Ribeiro se posicionan entre los once mejor valorados por la prestigiosa revista en toda la Denominación de Origen, de un total superior a más de cien vinos calificados y de más de 300 etiquetas que asoman en el mercado del Ribeiro.

El catador Luis Gutiérrez, responsable de las valoraciones de los vinos nacionales, ha otorgado 94 puntos Parker al vino La Sombrilla 2017, posicionándose como uno de los blancos mejor puntuados de Galicia. Por su parte, El Paraguas Atlántico 2018 alcanzó los 93 puntos de valoración, mientras que Fai un Sol de Carallo 2016 obtuvo una puntuación superior, de 93+ puntos.

Más importante si cabe que las valoraciones, para Bodegas El Paraguas resulta fundamental que Luis Gutiérrez, responsable de las catas de The Wine Advocate para España, haya puesto en el mapa vitivinícola al viñedo más septentrional de España, el que laborea Bodegas El Paraguas en la parroquia de Esmelle del municipio coruñés de Ferrol.

Nueva viña de calidad en Ribadavia

Nueva viña de calidad en RibadaviaBodegas El Paraguas acaba de incorporar a sus quehaceres una nueva parcela de 6.000 metros cuadrados en el municipio de Ribadavia, capital del Ribeiro. Dicho pago cuenta con cerca de 4.000 metros cuadrados de viñedo plantado relativamente cerca de la Viña La Cabrita que la firma gallega laborea desde su constitución en 2011, pero que los ancestros de Felicísimo Pereira ya vienen cultivando desde 1892.

Dicha viña se encuentra a una de las altitudes más bajas del Valle del Avia, en el entorno de los 100 metros sobre el nivel del mar, estando dominada por su suelo de carácter granito con superficie de sábrego, habitual en esta área donde desemboca el río Avia en el caudal del Miño.

La incorporación de dicho viñedo requiere de unas tareas básicas antes de empezar su familiarización por parte de Bodegas El Paraguas. La primera de todas ya se puso en marcha este invierno, con el injerto de clones seleccionados de los viñedos de treixadura y albariño que domina la casa elaboradora en algunas cepas de la foránea palomino que se hallaban en dicho pago.

El viñedo en sí cuenta con cepas de diferentes edades, pero el director técnico de Bodegas El Paraguas, Felicísimo Pereira, asegura que entre ellas se encuentra «la madre de todas las cepas», un ejemplar de treixadura que acaba de cumplir 102 años desde su plantación. Ahora empieza el diálogo de la bodega gallega con el viñedo.