El Paraguas Atlántico, Mejor Vino de España por tercera vez

Por tercera vez en su corta historia, Bodegas El Paraguas obtiene el máximo reconocimiento de la Asociación Española de Periodistas y Escritores del Vino (AEPEV) por el vino El Paraguas Atlántico. El blanco de cabecera de la bodega gallega ha sido nombrado Mejor Vino de España en la categoría de blancos del concurso que anualmente realiza la asociación presidida por José Luis Murcia.

Aunque Bodegas El Paraguas no presenta sus vinos a concursos, la X Edición de los Mejores Vinos y Espirituosos de España resulta un certamen diferente, ya que son los miembros de la AEPEV, los que en una votación a doble vuelta deciden qué vinos españoles deben competir por este galardón.

Una votación en la que han tomado parte la mayor parte de sus miembros y en el que han tenido que decidir entre las 575 marcas propuestas en la primera fase del concurso, de las que pasaron a la final un total de 139 vinos y 48 espirituosos en los 11 capítulos a los que optaban. Un sistema de calificación muy riguroso que ha dado como resultado el premio para el vino El Paraguas Atlántico 2017.

El premio que recibirán Felicísimo Pereira y Marcial Pita, ideólogos y propietarios de Bodegas El Paraguas, se entregará el próximo mes de abril en el curso de una comida de gala que se celebrará en Sevilla y al que tienen anunciada su asistencia tanto las autoridades de la Comunidad Autónoma andaluza como las juntas directivas de la FIJEV (Federación Internacional de Periodistas y Escritores del Vino) y de la AEPEV.

Fai un Sol de Carallo 2016, homenaje al gran Freijido

Todavía afinándose en la bodega establecida en Cenlle (Ourense), la última añada embotellada del vino ‘top’ de Bodegas El Paraguas, Fai un Sol de Carallo 2016, servirá para homenajear al bisabuelo de Felicísimo Pereira que, en 1892, plantó la finca conocida como Viña La Cabrita. Antonio Freijido Blanco descartó la idea de darle peso a la variedad palomino, procedente del área de Jerez y muy demandada por aquel entonces, y apostó por los varietales autóctonos que habitaban en el Ribeiro antes de 1889, cuando la filoxera arrasó los viñedos de Ribadavia.

Precisamente en la añada 2016, la Viña La Cabrita cumplió 125 ciclos vegetativos y Fai un Sol de Carallo 2016 será la máxima expresión de dicho pago. Situado a una altitud sobre el nivel del mar de entre 67 y 104 metros, el viñedo del que nace este blanco con 12 meses de crianza en una barrica de roble francés de segundo uso está compuesto por suelos arenosos –sábrego- de base granítica.

(más…)